Jesús, gracias por haberme escogido, ayúdame a no defraudarte. — MMT